el Papel en las artes graficas -

Vaya al Contenido

Menu Principal:

el Papel en las artes graficas

MATERIALES

El Papel.


Es una hoja delgada que se emplea corrientemente para reproducir en ella escritos y dibujos; también se empleó como soporte de pinturas en los tiempos más primitivos que registra la historia del arte en el Lejano Oriente y en la época de su introducción en Occidente. Durante el siglo II d. de C., los chinos iniciaron la producción del papel, pero hasta el siglo XII no se conoció el proceso de su fabricación en Europa, a la que llegó a través del Cercano Oriente. Se empezó a producir en Marruecos hacia el año 1100, fundándose algunas factorías en Italia y Francia a finales del mismo siglo. El papel de Oriente parecía estar hecho directamente de fibra vegetal. En Europa se descubrió que los trapos de algodón y lino podían ser triturados y convertidos en fibras aptas para su producción. Tales desechos se emplean hoy ventajosamente como materia prima para la producción de las mejores clases. Todas ellas se fabricaron a mano hasta fines del siglo XVIII, época en que Luis Robert construyó en Francia las primera máquina para producirlo. De todas maneras, anteriormente a ello se habían hecho algunos trabajos preliminares para producir papel de madera o de fibras vegetales y como estos procedimientos abarataban mucho su producción, los trapos pronto quedaron desplazados, destinándolos a productos menos importantes. El papel hecho con pasta de madera es más frágil y se decolora más fácilmente que el manufacturado con trapos, aunque su resistencia y estabilidad depende en gran parte del procedimiento seguido en su fabricación. El papel hecho mecánicamente de pasta de madera es, en general, poco menos que aserrín prensado formando hojas. Hay varias formas para preparar químicamente diversas clases de pastas, todas las cuales producen fibras de mayor consistencia que las obtenidas exclusivamente por medios mecánicos.

Papel Canson.
Papel grueso, de grano, poco encolado, empleado exclusivamente para la ejecución de dibujos y acuarelas. Fue fabricado por primera vez por el francés Canson en el siglo pasado.

Papel de China.
Según la tradición, este papel se fabricaba en China 2.000 años antes de C. Se obtiene empleando como materia prima el bambú o al parecer, también la morera y la paja de arroz. Es un papel resistente, transparente y delgado, lo que hace que se llame a veces papel de seda.

Papel India y papel Biblia.
Se le llama así porque se ha usado con profusión para la publicación de Biblia. Es el más delgado de los papeles de impresión. A pesar de su reducidísimo espesor es opaco y muy resistente. Emplease hoy para la edición de "obras completas".

Pergamino.
Papel sometido a la acción del ácido sulfúrico gracias a la cual adquiere su aspecto apergaminado.

Papel Japón.
Papel finísimo fabricado en el Japón con procedimientos no bien conocidos, empleándose como materia prima plantas de la flora local: Broussonnetia papyrifera, Edgenworhia papyrifera, etc. Es, a veces opaco a veces algo transparente, grueso, resistente, satinado, de color blanco o ligeramente amarfilado y de tacto suave. Se presta magníficamente para la reproducción de grabados, pero su empleo requiere cuidados especiales. Usase para las ediciones de gran lujo.

Papel Verjurado.
El que al trasluz deja ver a modo de filigrana unas rayas producidas por los hilos metálicos de la forma. Es un papel fuerte. Llamase también listado.

Papel Vitela.
Papel resistente, liso satinado y sin grano, que se presta magníficamente para la impresión de viñetas.

Papel de Seda.
Llamado serpiente y joseph, es un papel muy delgado, sin cola, que se emplea para proteger las ilustraciones, sobre todo las de color, en los libros ilustrados.

Papel Whatman.
Papel inventado por el inglés Whatman hacia finales del siglo XVII, similar al llamado papel Ingres. Tiene gran duración y resistencia. Cuando es de grano grueso se emplea para pintar a la acuarela; si el grano es fino, úsase para ediciones de lujo. Las dimensiones del papel Whatman son variables y cada una tiene una denominación: demy, medium, royal, Creswick, Harding, etc. Los mayores alcanzan hasta 1,20 m.

Papiro.
Planta fibrosa denominada Cyperus papirus, que crecía en las orillas del Nilo y de la cual los egipcios, pegando tiras de la corteza para formar láminas, se servían para escribir empleando el calamus, un palillo cortado en bisel en su extremidad y partido en la punta como una pluma. La tira, una vez escrita, se enrollaba en un bastoncillo, formando lo que los romanos llamaban volumen.
El papiro es el antecesor del papel. Gracias a él se conservan antiquísimos documentos de una gran importancia histórica.

Trazos generales en la técnica de fabricación de papel
En China, sobre el año 105 de nuestra Era, un chino, Tsai-Lun postulo la fabricación del papel.
La siguiente es una forma general y común a todos los sistemas y procedimientos de fabricación, salvo ligeras variantes para los diversos métodos y teniendo en cuenta que las distintas clases y calidades de papel necesitan por consiguiente, distintas mezclas y materias primas.

Los trapos viejos
Primera materia muy apreciada en la fabricación del papel, son los trapos de lino y algodón, los desperdicios del cáñamo, yute, esparto, abacá, pita, etc., calidades muy apreciadas para las pastas utilizadas en los papeles de fumar, de dibujo y fotografía; y los más sucios y de difícil blanqueo para los papeles secantes, de embalaje, estrazas, etc..
Para hacer papel sólido como es el caso del papel moneda y documentos especiales, se utiliza pastas de trapos nuevos de lino y cáñamo.
Papel para escritos, de calidad superior, se usa trapos nuevos pero se mezclan con trapes usados para obtener papel no tan rígido.
Papel para impresiones de lujo, se utilizan trapos blancos de algodón y trapos blancos de lino y cáñamo, usados; para dar consistencia al pliego.

Preparación
La preparación de estos trapos sufre una serie de operaciones de selección, clasificación, limpieza, desempolvado, cortado y trituración. Después de esta serie preparatoria el trapo está en condiciones de ser sometido a procesos químicos de lejiado y blanqueo.

Limpiado
El limpiado en primer lugar es la operación preparatoria de las primeras materias.

Desfibrado y Clasificación
Cuando la materia prima consiste en trapos viejos o residuos de esparto, cáñamo (fibras vegetales), etc., se descompone macerándola y se purifica con un baño de lejía; se lava, se desfibra y finalmente se blanquea al grado deseado.

Refinado de las pastas
Las fibras se purifican convenientemente y así, se obtiene las pastas en bruto para la fabricación. Según la calidad que se desee, será más o menos minucioso el refinado, en cuya operación las fibras mezcladas con agua sufren una preparación de acortamiento, necesaria cualidad para obtener la hoja de papel deseado.

Encolado y Proporciones de Cargas
Esto es variable, así como los pigmentos colorantes para obtener una u otra calidad, clase y color.

Las Tinas Agitadoras
A la salida de las tinas agitadoras, la pasta se hace pasar por un arenero o por otros aparatos equivalentes, en donde se depositan las materias pesadas y por unas depuradoras que retienen y expulsan los defectos de la pasta y las fibras mal desmenuzadas, llegando por fin a la máquina de papel. La Pasta empieza a desgastarse, afieltrándose y entretejiéndose las fibras por la acción del agua que se escurre y por la del sacudidor o traqueo cuando éste existe. Las cajas aspirantes en la máquina plana extraen parte del agua que han dejado todavía los rodillos desgastadores. Después pasa la hoja por una prensa húmeda, la cual la comprime y la lleva a las bayetas que continúan comprimiéndola y por consiguiente, contribuyen al filtrado y exprimido del agua. La hoja pasa después por unos rodillos que la conducen a los cilindros secadores, calentados por vapor y poco a poco va perdiendo el agua y adquiriendo consistencia. Después la hoja recibe un apresto que le proporciona unos rodillos lisos, hasta que ligeramente humedecida, pasa a la calandra para sufrir un apresto definitivo.

El Papel
El Papel una vez fabricado, se hace pasar por una bobinadora que forma los rollos bien apretados y corta la hoja al tamaño deseado, desbarbando también los bordes. Del buen embobinado depende en gran parte el éxito en las tiradas de los periódicos, particularmente en las modernas rotativas, que alcanzan velocidades de hasta 50.000 ejemplares por hora.
Si el papel se desea en hojas, se corta al tamaño deseado, (0,56 cm por 0,80 cm 0,70 cm por 1,00 mt. 0,80 cm por 1,12 mt. etc..) El papel se empaqueta en resmas de 500 o 250 o 100 o 50 pliegos).

Vocabulario
-Lejía: Agua con alguna sal alcalina en disolución. Las lejías más empleadas son las de sosas, las de cal y soluciones de bisulfitos y sulfatos.
-Sal alcalina: Sustancia soluble que tiene la capacidad de neutralizar ácidos.
-Cal: Oxido de Calcio, materia imprescindible para las operaciones de blanqueo.
-Sosa cáustica: Se emplea para el lejiado  trapos viejos, cuerdas, etc.
-Alumbres: Se utilizan para el encolado de los papeles. Al contacto con los jabones resinosos forman una capa de alúmina que penetra en las fibras del papel y le da impermeabilidad.
-Cloro: particularmente el cloruro de calcio, se emplea para el blanqueado.

Fibras vegetales corrientes empleadas en la fabricación de la pasta de papel.
Las fibras vegetales más utilizadas provienen de la madera. También se emplean en la fabricación de papel de mejor calidad otras fibras vegetales que provienen directamente de las plantas y se extraen del tronco, ramas, corteza, raíces, hojas, tallos, etc.. El algodón, el lino, el cáñamo, el yute, el retamo, son las principales plantas productoras de celulosa. También la paja de los cereales (trigo, avena, cebada, etc.), proporciona una buena calidad de celulosa para las pastas. Las cañas, particularmente de las riberas de los ríos y al rededor de las tierras de regadío.

La madera es la materia más importante empleada en la fabricación de pasta de papel. El pino, el álamo, el abedul, el castaño, el eucalipto, el haya, el chopo o álamo negro, etc., son las principales.

Las fibras de lino son finas, resistentes, muy flexibles. Son apropiadas para la fabricación de papel fino, fuerte y resistente.

Las fibras de cáñamo son aun más resistentes que las de lino, pero son rígidas y ásperas, en relación a aquellas. Se usan para hacer papeles muy resistentes pero toscos.

Las fibras de algodón son finas, flexibles, muy elásticas y suaves pero menos resistentes que las anteriores; con éstas se fabrica el papel secante y el papel para impresiones tipográficas, calcográficas, litográficas.

Las fibras de yuta son finas y elásticas pero menos resistentes que las de algodón.

Las fibras celulósicas que forman el papel presentan dos capas diferentes:

* Una envoltura externa o pared primaria formada por fibrillas mezcladas en proporción de 1:2 con un componente orgánico llamado lignina.

* Una sustancia interna o pared secundaria formada por fibrillas de celulosa pura, las cuales por su parte están envueltas por una sustancia semicelulósa. La estructura porosa que presenta el papel procede de los espacios que existen entre fibrillas; pero al soldar las fibrillas entre sí la lignina hace al papel rígido en exceso y ésa es la razón por la que los fabricantes traten de eliminarla. Para ello hay que romper la pared primaria para dejar libre el campo de las fibrillas interiores (operación refinado).

La madera de los árboles posee diversas sustancias de las cuales la celulosa es la más importante. Las otras substancias incrustantes son resinas, materias colorantes, ácido tánico y la lignina que es el material incrustante por excelencia, además de almidón, azúcar, potasio, calcio, magnesio, etc..

La celulosa del lino, del algodón, de la paja o de los árboles mayores es la misma, solamente ésta va mezclada más o menos, con los materiales incrustantes, de acuerdo a la clase de vegetales.

La celulosa de paja va siempre acompañada de diferentes materias incrustantes, entre las cuales la más abundante y nociva es la sílice, que en menor o mayor cantidad en los diferentes cereales, otorga a la fibra de celulosa gran rigidez y mayor fragilidad hasta hacerle prácticamente imposible para su empleo en la fabricación de papel sino es refinada.

La Composición del Papel

Pasta Mecánica (Madera)
La Pasta Mecánica se obtiene por la acción mecánica de arena natural en rotación, contra la cual se lleva trozos de madera adecuada. Por la gran presión se deshace la madera en partículas mas o menos finas formando una pasta con el agua que se agrega durante este proceso. Por su inferior calidad, la pasta mecánica es utilizada sólo en papeles baratos, ya que en contacto con el aire, el calor y la luz se destiñe y se vuelve áspera y quebradiza. Así por ejemplo, el papel diario y otros parecidos, son fabricados de composiciones que contienen una cantidad máxima de esta pasta (hasta un 80% de su peso total).
En las pastas mecánicas van juntas las fibras celulosas con las materias incrustantes.

Pasta Química (Celulosa)
La Pasta Química se obtiene cocinando intensamente pequeñas partículas de madera adecuada, paja, esparto y otras plantas con intervención de ciertos agregados químicos (soda cáustica y sulfato de cal). Esta sustancia en estado químicamente puro se denomina celulosa. El rendimiento de esta materia es inferior al de la pasta mecánica, pero en cambio resulta muy superior su calidad.

Trapos de Hilo o Algodón
Los Trapos de Hilo o Algodón reciben una preparación minuciosa antes de formar otras clases de pasta. En efecto, luego de ser clasificados, limpiados y cortados, se cuecen, lavan y blanquean, a fin de que sirvan como agregado de calidad a la composición del papel.

Carga
La Carga que se agrega a la composición en forma de ingrediente mineral hasta un 40%, entre otros amianto, arcilla, blanco fijo, caolín, talco, yeso es para mejorar la apariencia de los papeles destinados a la impresión o escritura y para evitar la transparencia y también para abaratar costos.

Productos Necesarios para la fabricación del papel

La Carga
Los productos de carga tienen la misión de rellenar todos los yacios existentes entre las fibras, con lo cual los papeles adquieren una superficie uniforme, al mismo tiempo que se ablandan, reducen su transparencia y mejoran las condiciones para la impresión.
La blancura del papel, su brillo así como la opacidad, dependen de la clase de producto de carga. El grano más fino produce mayores opacidades y una blancura mas elevada que los granos gruesos. Cuanto más pequeño es el tamaño de la partícula, mayor poder cubriente posee la carga, siempre y cuando el tamaño de la partícula no sea inferior a una determinada medida. Si la partícula de pigmento es mas pequeña que la longitud de onda luminosa, se producirán fenómenos de difracción que pueden invertir parcialmente las condiciones. Cuanto mayor sea la proporción entre el índice de refracción con respecto al aire y a la fibra de la pasta de un producto de carga, tanto más blanco parecerá el papel. Si se satinan los papeles que poseen un reducido contenido en productos de carga de un 5 - 8 % resultarán mas transparentes debido a que contienen una materia de carga con un elevado índice de refracción frente a la fibra de la pasta.
Las cargas, son productos que dan cuerpo al papel con un mínimo de fibras de celulosa. La proporción de carga que se mezcla a las pastas, varía en razón directa a su calidad. A más carga, peor calidad, pues de menos fibras de celulosa está constituido el papel.
Se usan cargas minerales y orgánicas.
Las cargas minerales mas empleadas son el caolín (es la de mejor calidad), el yeso, el talco, los carbonatos de cal, el nitro y las tierras naturales. Cargas Orgánicas, la fécula de patata.

Purificación y Blanqueamiento
En general los papeles hechos con materiales de poca calidad son sometidos a la acción de blanqueadores y purificadores químicos tales como, el cloruro de calcio, el ácido sulfúrico y clorhídrico.

Encoladura del Papel
La encoladura del papel, tiene como principal objetivo, el de impedir la excesiva permeabilidad del pliego y evitar la difusión de la tinta sobre su superficie.
La encoladura puede ser practicada sobre la hoja de papel ya fabricada y también ser agregada a la pasta del papel durante su fabricación.
El método mas antiguo y el mejor de encoladura, es el que emplea la cola animal, que tiene la ventaja de otorgar mayor resistencia al papel como también permitir ser usado para dibujar y escribir convenientemente sobre él.

Encoladura con cola animal.
Las proporciones son las siguientes:
8% de cola seca + 4% de alumbre (encoladura completa)
4% de cola seca + 2% de alumbre (media encoladura)
Proporción en gramos de la media encoladura: 1000 grs. de pasta
40 grs. de cola
20 grs. de alumbre.

Papeles Manufacturados
Las clases de papeles dependen de su composición, de acuerdo con lo cual se ha establecido la siguiente clasificación:

Papel de Trapo Duro
Los papeles de trapo puro están formados principalmente por pastas de algodón o lino blanqueadas, a las que algunas veces se adiciona también pastas de cáñamo o yute. Estos papeles representan las más caras y mejores calidades; poseen gran resistencia y larga duración. Son papeles aptos para litografía e impresión, además para escribir.

Papel de Trapo y Celulosa
Los papeles de trapo y celulosa, además de trapos contienen pasta de celulosa en cantidades de un 10% hasta un 50%. Pertenecen a los papeles de calidad.

Papel de pasta de Celulosa Pura
Los papeles de pasta de celulosa pura están constituidos por diversas clases de celulosa excluyendo la pasta mecánica, o exclusivamente con pastas blanqueadas o bien con mezclas de éstas con pastas de celulosas no blanqueadas. Su calidad va en aumento con el contenido de celulosa blanqueada. Estos papeles son muy apropiados para la impresión en huecograbado, por su gran poder absorbente y su carencia casi total de color.

Papel conteniendo pasta de fibras de Madera
Los papeles que contienen pasta de madera son los que poseen una proporción en pasta de madera de hasta un 80% en las calidades inferiores; empleándose para ello pasta de madera no blanqueada.
El papel es de mayor costo: con menos pasta mecánica
sin pasta mecánica
con trapos
con menos carga
El papel es de menor costo: con más pasta mecánica
con pasta mecánica
sin trapos
con mucha carga

Papeles para dibujo
Los papeles de primera calidad deben poseer las siguientes propiedades:

Inmejorable capacidad para el borrado y máxima estabilidad de encolado
Estabilidad de encolado y capacidad para el borrado.- Una raya de tinta de 2mm. de anchura, (tinta de la misma calidad que para los ensayos de estabilidad del encolado) debe quedar completamente clara por los bordes. Lo mismo debe suceder con una raya tirada sobre una parte borrada.

Buena resistencia al lavado
Capacidad de lavado.- Una superficie pintada con acuarela debe poder lavarse de tal forma, que se elimine todo el color sin que se produzca el deshilachamiento del papel.

Solidez del tono deseado de color (sin envejecimiento)
Envejecimiento.- Este fenómeno viene determinado tanto por el blanco de fondo como por la conservación de la blancura durante el almacenado. Para ello se calienta una muestra, en la estufa a l05º C, durante varias horas, después de lo cual se compara su color con una muestra Standard de primera calidad.

Superficie Adecuada
La estructura de la superficie de los papeles de dibujo, en lo que respecta a su granulado, puede conseguirse mediante fieltros húmedos en la máquina de papel o por medio del prensado con planchas en los papeles acabados. Las superficies netamente lisas, se desean sólo en casos muy especiales, como por ejemplo, en los papeles de dibujo para pluma o para papeles fotográficos, sin embargo, en este caso, la superficie debe ser completamente mate. El agua de fabricación más pura se utiliza para esta calidad de papeles de dibujo.

Resumen
Todos estos requisitos, como condición previa presuponen el empleo de pastas especiales. Normalmente, los papeles preparados con celulosas duras poseen una buena capacidad para el borrado y pueden ser lavados perfectamente; sin embargo, envejecen con facilidad debido a la presencia de ciertos incrustantes celulósicos. Las celulosas nobles purificadas normalmente y liberadas de estas materias incrustantes, producen papeles blandos que se deshilachan al ser borrados y que se ondulan al ser tratados con agua. Por consiguiente, se necesitan pastas que posean elevada resistencia al envejecimiento y adecuadas posibilidades de desarrollo de dureza. Con respecto esta última, debe indicarse que los papeles especialmente duros, en algunos casos, tampoco se borran finalmente, sino que se rompen, abren canales de fibras que no han sido encolados, con lo cual se corre la línea de tinta que se ha trazado sobre una de estas partes borradas. Por esta razón, antigua y actualmente, para la fabricación de papeles de dibujo de primerísima calidad se emplearon pastas de trapo y entre ellos especialmente algodón y lino. Los papeles de dibujo de alta calidad para la pintura a la acuarela, además se fabrican a mano, recibiendo un encolado superficial con cola animal y un secado al aire. Las propiedades de los papeles de dibujo de primera calidad se obtienen mediante la adecuada cooperación de las pastas, la molturación (el molido de las materias fibrosas en las tinas de pasta fina. Las pastas de trapo, se molturan previamente en las tinas de pasta; debe efectuarse de tal forma que se consiga el carácter requerido para el tratamiento posterior), el encolado y el secado.


Verónica Rojas Lederman
Universidad de Chile

 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal