Tecnicas Graficas -

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Tecnicas Graficas

TECNICAS

CLASIFICACIÓN RESUMIDA DE LAS TÉCNICAS GRAFICAS


Entendemos por grabado el resultado del trabajo realizado sobre una superficie de madera o metal, llamada plancha, por medio de instrumentos cortantes, punzantes o de ácidos que atacan la superficie metálica. Grabar es dibujar sobre una materia dura con incisiones, mediante una punta, buril, cincel, etc. Se entiende que un grabado es la matriz. El resultado es la estampa, soporte generalmente de papel al que se ha trasladado la imagen por medio de la tinta, al poner en contacto la hoja con la plancha grabada entintada y ejercer presión con un tórculo o una prensa vertical. La estampa también se suelen nombrar prueba, vocablo muy usual, en los talleres.

Dentro de la clasificación de grabados y estampas, se admiten y engloban las litografías y las serigrafías. Dos técnicas  que como se vera , por su proceso de elaboración  no se corresponde con toda exactitud  con el concepto de grabado, pues en ellas no se practica incisión alguna.

GRABADO EN RELIEVE.

-Xilografía. (Del griego xylon, madera y grafo, escribo).
El artista talla la imagen en un bloque o taco de madera, ya sea a fibra o a contrafibra.
La estampa de xilografía recoge la composición grabada o cortada en una matriz de madera (xilo, del griego xylon, madera). El artista talla y elimina la materia de la matriz, es decir, procede reservando las líneas o zonas que deberían conformar la imagen deseada; por tanto, esta imagen queda en la superficie del taco, por lo que se conoce también como grabado en relieve. Fundamentalmente existen dos maneras diferentes de trabajarla: las xilografía fibra y la xilografía a contra fibra.

-La xilografía a fibra  la madera que se emplea debe ser cortada en el mismo sentido del eje del árbol, es decir, en el mismo sentido de la fibra. La preparación de la plancha merece una especial atención. En primer lugar, se escogerá maderas duras como el nogal, el cerezo o el peral. La talla de la xilografía fibra se puede realizar de diversas maneras, según los resultados que se persigan. Consiste en perfilar el dibujo con la cuchilla y, acto seguido, vaciar con las gubias en U o el escoplo los espacios blancos. Se aconseja profundizar aproximadamente de dos a tres milímetros.

-La xilografía a contrafibra  es también conocida como a contra hilo, a testa o grabado al boj, por ser ésta la madera más adecuada para realizarlo. Se diferencia en que emplea planchas de maderas cortadas transversalmente en el tronco y en que reemplazan las gubias por buriles. Esto supuso un gran avance ya que, al eliminarse el condicionamiento que imponía la veta de la madera, se podría trabajar con el buril, y se obtenía una mayor riqueza en la gradación tonal de la superficie.

-Linoleograbado.

El linóleo grafía deriva de la xilografía, fue inventado por el británico F. Walton y se fabrico por primera vez en Inglaterra en 1863, como revestimiento y aislante de pavimentos: por ello es un material impermeable, blando y a la vez resistente. Los grabadores pronto observaron que este material de producción  industrial podía servir para grabar, y podía ser una alternativa a otros tipos de planchas ya que poseía estupendas propiedades para el corte o la incisión. Un Linóleo o Linograbado es una impresión hecha con el proceso del relieve. Se cubre una plancha de Madera con una capa de linóleo posteriormente se hacen incisiones en la plancha se entinta y se traspasa al papel.

-Camafeo.

Camafeo, también conocido como claroscuro. Se trata de una estampación  de dos o tres tacos, uno sobre otro, cada uno de un tono diferente, pero en la misma gama, habitualmente de colores terrosos, pardos y grises, con lo que obtenían efectos cromáticos parecidos al camafeo o  a las piedras duras talladas. El camafeo  combina fondos obtenidos con una madera donde se ha cortado escasamente los toques de luz, con otro u otros tacos, en los que se ha dejado sólo los medios tonos y el perfil de la composición del grabado. Es decir, la diferencia entre el taco de fondo y el taco final es total: mientras el primero conservan  casi toda la madera, el ultimo sólo conserva el hilo que corresponde a la silueta de la imagen


-Colografia.

La Colografía es una técnica de impresión en relieve en la que se incorporan elementos texturados que se adhieren a la plancha antes de entintar y pasar la imagen al papel.

GRABADO EN HUECO  o   CALCOGRÁFICO

(De charcos, bronce, cobre, acero, zinc y graphe, grabar)

Técnica directas

-Buril.

Buril, a menudo también denominado talla dulce, aunque el termino alude al grabado en metal y en hueco en general y, de manera más restrictiva, a la combinación de aguafuerte y buril en el grabado de los siglos XVII  y XVIII. Su denominación proviene del nombre de la herramienta que se utiliza para grabar, eso es, el buril. Dicha herramienta es una barrita de acero que tiene un extremo cortante y afilado en bisel, con un mango corto de madera, en forma de champiñón. Para hacer un grabado a buril  se parte de una plancha de cobre con la superficie totalmente pulida, sobre la que se puede incidir directamente con el buril, o bien se puede hacer un calco del dibujo que se quiere grabar. Una vez dibujado en la plancha de cobre, el grabador puede burilar siguiendo las trazas marcadas. Los  trazos que se obtienen son los más nítidos de todos lo procedimientos calcográficos. Esto convirtió el buril antiguo en la modalidad gráfica idónea para el grabado más objetivo, el grabado que representaba y reproducía imágenes creadas por otros artistas en medios diferentes, como la pintura o el dibujo, de forma que, en definitiva, el grabado al buril asumió con creces la función de imagen PRE-fotográfica.

-Punta seca.

El grabado a la punta seca recibe esta denominación por la herramienta principal que se utiliza en la realización. Se trata de una punta  de acero durísimo o de diamante, con la que surcan directamente el metal. La punta esta afilada cónicamente por un extremo y por el otro lleva adosado un mango de madera o metal por donde se coge. Actúa sobre el metal casi perpendicularmente y se maneja como si fuera un lápiz. Cuando la punta afilada incide en el metal, deja unas rebabas características a ambos lados del surco, que no se cortan y que provoca efectos de densos velados en el momento de la estampación. Por ello la línea resultante es borrosa e irregular a lo largo de su recorrido y también en profundidad. Esta es el particular diferenciador de las demás técnicas,  tiene la desventaja de que el procedimiento no permite un tiraje muy largo sin aplanar estas rebabas y la propia imagen. Las primeras  puntas secas conocidas, importantes, se atribuyen al Maestro del libro de la Casa (c. 1470-1500). Más tarde, en 1512, Alberto Durero, en su “San Jerónimo junto a un sauce mocho”, ya consiguió desarrollar plena y definitivamente el medio, de la misma manera que se aplica  hoy en día.

-Punteado.

El punteado consiste en dibujar la imagen sobre el metal con la acción directa de puntas, percutores, mazos de puntas y de ruletas. Las ruletas tienen diferentes tamaños y graneados. Son unas ruedecillas dentadas o graneadas que giran sobre si mismas y están adosadas a un mango, tipo lápiz. Al girar y desplazarse sobre el metal, con cierta presión dejan líneas de puntos muy regulares. En este proceso la imagen se modela en base de puntos y se obtienen efectos muy delicados. No aparecen ningún tipo trazo de línea y hay varios sistemas desarrollados en diferentes épocas, pero, en sustancia, todos se fundamenta en lo mismo. El punteado pude ser directo y también indirecto, con aplicación de aguafuerte.

-Manera negra o "Mezzotinta".

A Ludwig von Siegen, nacido en Holanda en 1609 se atribuye la invención de este procedimiento de grabar, llamado en España "al humo", en Francia antiguamente "arte negro" y más recientemente "a la manera negra". Lo puso en práctica en 1642.

La preparación consiste en granear la plancha que se ha de grabar. Para ello ha de estar bien pulimentada y bruñida y se utiliza una herramienta que, por la función que realiza, se llama graneador; los franceses le dan el nombre "berceau " que significa cuna, por el cuneo que le imprime al granear.

El graneador es de acero, más ancho por abajo que por arriba, muy achaflanado por un lado y ligeramente por el otro y con la parte inferior en línea curva. En el chaflán mayor tiene estrías o dientecillos rectos, muy unidos e iguales, que llegan hasta la parte curva, que es la que trabaja o se apoya sobre la plancha.

La "manera negra", puede también realizarse exponiendo al ácido la superficie de la plancha, cubriendo ésta previamente con resina, y trabajándola luego con rascador, bruñidor y si es necesario, también con viruta fina de acero. La solución de ácido debe ser suave y debe sumergirse la plancha varias veces. Cada vez que se saque la plancha del ácido, habrá que limpiarla con un cepillo y alcohol y cubrirla con resina, de nuevo, antes de repetir el ataque de ácido. El proceso de corrosión se repite hasta lograr que la superficie del metal presente el aspecto granuloso de una lija fina. Es ésta una técnica con la que es factible conseguir una gama muy amplia de tonos grises, difuminados y blancos.

Se emplea para suprimir el grano y para rebajarlo, además del rascador y bruñidor respectivamente, una herramienta biselada por sus dos caras opuestas y de chaflán muy largo en una de ellas, que se afila de plano para que el corte que une las dos sea muy tajante. Con ella, aplicada convenientemente para producir los efectos de supresión y aplanamiento explicados, se logra una gama extensísima de valores, desde el blanco al negro más puros.

El papel en el que se imprima debe ser de pasta fina y suave, y la tinta muy negra y de la mejor calidad.

-Manera de crayón.

Una técnica que consiste en la imitación del efecto lápiz o crayón.  Esto se consigue aplicando presión con un  lápiz, la parte posterior de un pincel o multitud de posibles objetos sobre un papel cuya cara con textura  ha de estar en contacto con la plancha barnizada, finalizada la composición se separa el papel, arrastrando el barniz que ha quedado adherido al mismo. Dejamos así al descubierto el metal en donde hemos realizado los trazos y la plancha lista para el trabajo con el ácido.  Según la textura del papel y el instrumento para dibujar obtenemos variados e interesantes resultados.  Utilizando este principio, si fijamos el papel sobre el que  desarrollamos nuestra idea y cambiamos el color del instrumento de dibujo a la par que cambiamos de plancha, obtenemos una separación de colores con  relativa facilidad.  En la actualidad se utiliza mucho pero casi siempre con otro fin:  Transferir texturas de otros materiales a la plancha de metal.  Esto se consigue presionando directamente o con la ayuda del tórculo, diferentes materiales sobre la plancha a la que se le ha aplicado el barniz blando.

Técnicas indirecta.

-Aguafuerte.

Se basa la incisión en una reacción química, es decir, en un mordiente: un ácido o una sal que, al atacar al metal, produce la corrosión del material. La mordida es controlada por el grabador, con el fin de respetar el diseño en la plancha barnizada. Es una elaboración más compleja que las técnicas de incisión directa. El artista graba la composición, prefigurada en la plancha, con un baño de ácido nítrico, comúnmente llamado aguafuerte. La expresión aguafuerte se aplica a todo grabado hecho indistintamente con ácido nítrico, clorhídrico o percloruro de hierro. El procedimiento de grabado sobre una plancha metálica cubierta por una fina capa de barniz protector; una vez seco se dibuja con una punta metálica el tema iconográfico. Al dibujar sobre el barniz protector éste se elimina, mientras que el resto de la superficie se mantiene protegida por el barniz. Al introducir la lámina en el baño de una solución de mordiente para que este  incida el metal solo en las zonas del dibujo, es decir, en las que se ha eliminado el barniz protector. Una vez la plancha esta mordida y el dibujo queda hundido en el metal se retira el barniz de la plancha con un disolvente y esta lista para la estampación.

-Aguatinta  (del latín Aqua -agua- y Tincta -teñida- ).

Este procedimiento fue inventado en 1760 por el francés J.B. Leprince, con el propósito de obtener medias tintas de cariz pictórico para aplicarlas en el grabado de reproducción de pinturas. Fue el español Francisco de Goya, el que dio categoría y desarrollo la aguatinta como procedimiento creativo original. La utilizo como verdadero medio expresivo y la combinación con el aguafuerte en sus famosas series de los Caprichos, los Desastres de la Guerra, La Tauromaquia y los Proverbios. La aguatinta se basa en una pequeña retícula redondeada que proporciona manchas planas en una gama de valores. Esa  pequeña trama regular, que casi no se percibe en la estampa y que, naturalmente, elude todo tipo de trazo rectilíneo, se consigue mediante la adhesión de polvo de resina colofonia sobre la plancha. La aguatinta tiene variantes y derivaciones como: el grabado al azúcar, a la sal; a la arena, a la miel, el lavis, el azufre, etc.

-Aguatinta al azúcar.

El grabado al azúcar se basa en la mezcla de este elemento con tinta china o guache y goma arábiga o algunas otras sustancias de secaje rápido y de disolverse fácilmente con agua. Con la mezcla se puede dibujar la composición sobre la plancha, siempre resinada, a pluma o a pincel: una vez seca, se cubre todo con barniz protector y se pone la plancha en un baño de agua. El agua provoca la disolución y se desprenda de la plancha. Esto comporta que cuando se pone la plancha en el baño de ácido, este graba la forma que sea dibujado con el azúcar. Con este  procedimiento se consiguen efectos de pincelada directa y, en general, en muy pictórico.

-Aguatinta a la Pluma.

Fue utilizado por Gainsborough (1727 -1788). Este procedimiento consiste en dibujar sobre la plancha con pluma o pincel, con el ácido directamente y sin la protección de la resina, alternando la operación con el resto del proceso habitual en el método del aguatinta.

-Graneado a la Sal.

También se consigue un positivo graneado con el procedimiento llamado a la sal, que se basa en extender sobre la plancha una ligera capa de barniz de secado lento. Cuando está todavía húmedo se espolvorea, mediante un tamiz, sal común muy fina, la cual se incrusta dentro del barniz. Una vez seco éste, se produce un punteado que depende de la cantidad de sal que había sobre la plancha. Se procede al grabado.

-Tinta al Azúcar.

Se dibuja ésta con pincel, con una amalgama de goma arábiga, azúcar y un poco de aguada negra (con el fin de poder apreciar el dibujo). Una vez seco éste, se da una ligera y muy uniforme capa de barniz; luego se somete la plancha a un baño de agua, lo cual provoca la disolución de la mezcla dada a pincel y la nueva desnudez de la plancha, excepto en las zonas reservadas por el graneado de la resina ( aguatinta ), si la hubiera. Puede procederse al grabado. Permite una gran espontaneidad en el tratamiento ya que puede trabajarse a trazo de pincel.

-Barniz blando.

Técnica de grabado derivada del aguafuerte. El barniz blando permite el grabado de texturas especiales (como encajes) y la obtención de un relieve propio del material empleado. También sirve para reproducir líneas en la plancha metálica, como si se hubiera efectuado con una herramienta de grabado. El barniz blando es fácil de manejar, pero delicado, ya que puede desprenderse de la plancha al menor descuido, incluso al tocarlo con los dedos. Entre los muchos recursos que se pueden emplear en el grabado con barniz blando se encuentra la impresión de vegetales planos, que deben hallarse en un estado intermedio, ni verdes ni tampoco secos. Colocadas sobre la plancha cubierta con barniz blando, al pasar el conjunto por el tórculo, las improntas extraen el barniz (sobre todo en las zonas ocupadas por los nervios y perfiles) y, sobre la plancha metálica quedan los rasgos más notables de sus contornos y relieves. La presión a que debe someterlas el tórculo será moderada.

-Al azufre.

El azufre se basa en la reacción química entre tres elementos, el azufre, el aceite de oliva y el cobre, lo que constituyen un mordiente en pasta. Se cubre la plancha de cobre con aceite de oliva y encima se espolvorea el azufre, se hace una dispersión a medida de la composición. Lo que se consigue es una corrosión microscopia del metal que se traduce en una mancha delicadas, más o menos intensa según haya o no una acumulación de reacciones, se puede repetir varias veces la misma operación, y así se puede intensificar el tono

-Lápiz Graso.

Cuando con el grabado sobre metal se pretende conseguir tonalidades de grises, incluso abarcando el blanco y el negro totales, conviene utilizar el lápiz graso o lápiz de lacre parafinado, aunque el proceso resulte algo dilatado. El lápiz graso actúa como protector del metal, preservando del ataque del ácido las zonas que se cubran con él; dependiendo esa protección de la intensidad y lo tupido de los trazos del lápiz y del tiempo que la plancha permanezca sumergida en el ácido.

Si se desea obtener un blanco absoluto en algunas zonas, se las cubre con barniz. El lápiz graso es el instrumento ideal para efectuar grabados donde quede el degradado progresivo de los tonos.
Para imitar el trazo del lápiz utilizase la ruleta, instrumento consistente en una rodajita o ruedecilla, que en la superficie exterior tiene talladas puntiagudas asperidades y que gira alrededor del extremo de una varilla cilíndrica, ligeramente curvada en su extensión, que se inserta en un mango cilíndrico. Apoyada sobre la plancha deja una huella que al estamparse produce el efecto del trazo de lápiz.
Se emplean diversas ruletas de distintos anchos y punteados y a veces se recurre a una punta dividida en partes desiguales.
Se trabaja sobre metal desnudo y también recubierto de barniz, para someterlo a la acción de un mordiente.

-Lavis.

El lavis es un método muy simple y rápido, pues se tratas de atacar directamente el metal con un pincel impregnado de ácido. la plancha puede estar resinada o no, y el efecto producido por la corrosión es una mancha muy sutil, nunca tiene una gran profundidad, es como un lavado o una aguatinta muy leve.

- La Técnica de Hayter.

Cuando Hayter fundó en París, en el año 1927, su famoso ATELIER- 17, comenzó a difundir por Europa una técnica de grabado, que consiste en aplicar distintos tipos de impresión, con una o varias planchas de metal, con variados colores; técnica que se denominó "método del rodillo blando y el rodillo duro", y que hoy se conoce con el nombre de su fundador, Hayter. Con los rodillos blandos y duros se entinta los diversos niveles de una plancha grabada, logrando diferentes densidades de tinta y gran variedad de matices en el color.


Técnicas aditivas

-Collagraph.

Es un método de adhesión que aboga por la textura de la superficie. Es rápido, simple y relativamente económico. Como planchas se utiliza cartones, tablex, contrachapados, plásticos, etc., debidamente impermeabilizados. Y se encolan encima de las mismas los elementos con texturas que configuran la composición. La impresión, puede ser en hueco, como una calcografía, y también en relieve, como un grabado en madera. El resultado son estampas con mucho color y formas en profundo bajorrelieve y efectos texturados y materitos.

-Carborúndum.

Fue inventado por el norteamericano, nacionalizado francés, Henri Goetz, el mismo lo sistematizo y describió en una publicación aparecida en 1968. El  material básico que se utiliza es el polvo de carburo de silicio o carborundo. Es polvo abrasivo  y de gran dureza, que se puede aplicar en granos de diferentes tamaños. Se adhiere sobre la plancha con resina sintética o colas vinílicas según las normas diseñadas por el artista. Una vez seca, la pasta queda durísima y permite entintar la plancha como un grabado en hueco, el resultado es como una aguatinta, pero mucho más contundente, sin transparencias ni nevados y con apariencia de fuerte opacidad.

EN PLANO  Ó  PLANOGRÁFICO

-Monotipia ó Monograbado.

Fue el genoves  Benedetto  Castiglione (1609-1665), pintor y grabador, quien invento este medio de estampación. Un medio que deriva de la pintura y de la estampación, y no del grabado propiamente dicho, puesto que no hay corte ni incisión alguna en la matriz. Con un pincel se pinta la composición en la plancha de cobre ó cinc, con colores al óleo ó tintas de impresión, con un bastoncillo, lápiz o pincel, a la vez que se quita la tinta, se dibuja la composición y se crea la imagen en blanco sobre el fondo que será negro. Otra modalidad es la manera de lápiz. Para ello se cubre la matriz de tinta, se coloca el papel encima y, sobre él, con un lápiz, pincel se dibuja y presiona, de tal manera que la tinta se pega al papel siguiendo la marca del dibujo. la presión puede ser manual o con tórculo. De esta forma se obtiene la imagen, que al igual que los demás procedimientos, también aquí se invierte la imagen. El máximo que se llega a obtener son unas tres pruebas, todas ellas diferentes y con una progresiva perdida de intensidad. De ahí el nombre de monotipo. La circunstancia de la escasa cantidad de ejemplares hace que los monotipos sean muy buscados por los coleccionistas. En el monograbado, el artista pinta directamente sobre una tabla de metal con tintas. La tinta sólo alcanza para una vuelta por la prensa. Cada monograbado es único.

-Estarcido ó Pochoir.

Vocablo francés que se utiliza para designar el método de incorporar el color a una estampa mediante el estarcido, es decir. Utilizando patrones de cartón o metal delgado en los que se han recortado las formas que se desean colorear y aplicando el color directamente al papel limpio y seco con un rodillo o con un pincel siguiendo las formas recortadas. La plantilla hace la función de matriz. Con el se obtiene estampaciones muy rápidas y de efectos sintéticos. En el grabado contemporáneo lo han utilizado, entre otros. H. Matisse y Joan Miró. En la actualidad también se atizan pinturas sintéticas aplicadas con spray.

-Litografía  (del griego lithos, piedra).

Este gran procedimiento grafico fue inventado por Aloys  Senefelder en 1796, y el mismo publico el primer texto sobre la litografía, por lo que de todos los procedimientos gráficos, es el único que se conoce al autor y el momento concreto de su invención: la litografía es una técnica que permite la impresión de una imagen dibujada sobre una piedra: es una impresión plana o planografiíta, de una imagen que, a diferencia de las técnicas anteriores, no ha sido incidida ni tallada en la matriz; aquí solamente se produce una microscopia reacción de la cal de la piedra que apenas es apreciada a simple vista. Lo que hace el artista es dibujar como si fuera papel, la imagen queda invertida como en las otras técnicas, se dibuja con lápices grasos de distintas graduaciones y otros materiales. Una vez ejecutado el dibujo, se prepara la piedra para la impresión, es un proceso delicado ya que determina la calidad final de la obra. El dibujo se fija con una solución de goma arábiga, agua y ácido nítrico que actúa como mordiente muy ligero de forma que no se adhiere ninguna sustancia grasa y se mantiene la la humedad hasta el momento del entintado para la impresión. De este modo, la humedad rechaza la tinta y esta solo queda en la imagen dibujada (engrasada).

-Offset.

Es una técnica de impresión industrial que permite la impresión litográfica mediante clisés transportados sobre láminas de caucho. Las máquinas offset se componen de tres cilindros, uno lleva la plancha de zinc o de aluminio con las líneas que deben estamparse, otro, exactamente igual, está recubierto de caucho y el tercero sostiene el papel. Puesta en marcha la máquina, se entinta el primer cilindro que, al rodar, traspasa la imagen que lleva grabada a la lámina de caucho del segundo cilindro el cual, a su vez la estampa en el papel. El offset puede considerarse como un derivado de la litografía, que permite grandes tiradas. Se obtienen con él excelentes reproducciones. La lámina de zinc puede grabarse con procedimientos litográficos o fotomecánicos.


DE TAMIZ

-Serigrafía  (del latín sericum, seda, y grafos, dibujo).

La técnica de la serigrafía se basa en el paso de la tinta al papel a través de una tela con un tramado más o menos espeso. Se obturan aquellas zonas que deben quedar blancas en la la composición, mientras que en el resto quedan descubierto siguiendo los perfiles marcados. La base es una plantilla y su orígenes tienen que ver con el tradicional estarcido o pochoir. La matriz de la serigrafía se denomina pantalla, es un marco o bastidor de madera o metal, que lleva montada una tela de nylon o tergal, muy bien tensada. La imagen se perfila sobre la tela obturando directamente las partes que deben quedar blancas; eso comporta que las tintas sean muy planas y los perfiles contundentes. Es decir, el patrón se crea directamente sobre la pantalla, con obturador o película recortable. Este sistema es un clisado manual. Popularizada por Andy Warhol, la técnica de la Serigrafía consiste en filtrar colores a través de una trama de seda o nylon, mientras que se recubren con una cola impermeabilizadora las partes que no deben filtrar.

Sistemas contemporáneos de estampación

-Giclée.

Una de las últimas técnicas desarrolladas dentro del mundo del grabado artístico es el giclée, tendencia que cada día gana más adeptos. A este nuevo método se le denomina en ocasiones 'Iris', en referencia a la impresora Iris 3047, la primera con la que se experimentó esta técnica. Las primeras reproducciones giclée, palabra francesa que significa pulverizar un líquido, son del año 1989. Las imágenes son escaneadas y digitalmente almacenadas para luego ser enviadas a una impresora inkjet de muy alta resolución.

El proceso parte de una imagen digitalizada a muy alta resolución, de tal manera que proporcione cerca de 1800 dpi visuales en el formato de salida, para lo cual se debe emplear naturalmente un escáner también de elevadas prestaciones, perfectamente calibrado, lo mismo que el monitor, en particular si se trabaja en color. El autor de la obra -o el operador de la computadora- procede entonces a realizar los ajustes y correcciones para finalmente guardar el archivo en un CD-ROM o en cualquier otro sistema de alta capacidad. Las imágenes deben ser escaneadas a 300 ppi. en formato de salida, así que una copia de 75 x 100 cm. ocupa 432 Mega bites.

La impresora utiliza tintas especiales de altísima calidad, que son pulverizadas en gotas microscópicas por un capilar más fino que el grosor de un cabello, a razón de más de 4 millones por segundo. En el caso de la Iris, el papel va montado en un cilindro que gira a una velocidad de 250 a 375 cm. por segundo, tardando aproximadamente una hora para hacer una impresión de 80 x 110 cm. A simple vista el trazo de la impresión no se aprecia.

El giclée ofrece una alta calidad de impresión en trabajos de arte que puede sustituir a las copias en papel de bromuro de plata en muchas aplicaciones. Las posibilidades creativas y el hecho de que todas las copias son idénticas, hace que sea ilimitado.

Referencias

1.<> M. Riat, Técnicas Gráficas
2.<> Rosa Vives Piqué - Guia para la identificación de Grabados
3.<> Verónica Rojas Lederman - Universidad de Chile
4.<> María del Mar Bernal - Universidad de Sevilla
5.<> Jordi Catafal Rull - Lincenciado en Bellas Artes
6.<> Clara Oliva Fabregas - Lincenciada en Bellas Artes
7.<> Técnicas de impresión. Microsoft® Encarta® 2009

 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal